El piso milagro de Hortaleza donde los niños migrantes se hacen futuro

publicado en: Sin categoría | 0

Noticia publicada en El Mundo

“La gente con prejuicios, si lo viniese a ver, pensaría de otra manera”

El Olivar, una asociación del barrio puesto en el foco en las últimas elecciones, gestiona desde hace 32 años una casa de jóvenes en riesgo de exclusión. El proyecto, fundado por cristianos de base, es único en Madrid por origen y pulso ciudadano

Martes, 9 de noviembre de 2021. Entra en vigor la última reforma de la Ley de Extranjería. Desde esta semana, los niños inmigrantes que estén solos en España pueden obtener los permisos de residencia y de trabajo a los 16 años. Lo que para la mayoría son sólo unos párrafos en el BOE, en un lugar tan único como El Olivar es regocijo. Suman 32 años siendo refugio de jóvenes de 18 a 26 años que sobreviven en la calle o bordean el barranco, en esa brecha crítica en la que el Estado deja de tutelarlos.

Esta casa de acogida, que nació en 1989 de una comunidad de cristianos de base, esas tan efervescentes en la Transición, ha dado techo, formación y trabajo a casi 300 chavales. Al principio, españoles; en 1992 llegaron los primeros marroquíes y son mayoría los extranjeros desde hace 10 años -Esteban, el último español, salió hace dos-. Y sólo con el empuje de quienes son incapaces de apartar la vista: unos simples ciudadanos, comprometidos con el infierno del otro en este barrio de Hortaleza, ese que la política ha colocado en el foco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.